31 de enero de 2014

 

El tiempo vuela sin que seamos muy conscientes de ello. Le pido a este nuevo año 2014 que todos encontremos ese algo que necesitamos y que cada año tratamos de descubrir diciéndonos: Año Nuevo, Vida Nueva. Con el nuevo año me renuevo de ilusiones, reorganizo de nuevo mis pasiones y escribir es una tarea que me vivifica en medio del caos que es seguir adelante con una pasión que necesita de lectores. La literatura va perdiendo adeptos y los resultados para tratar de recuperarlos son lentos, en contraposición con el tiempo que se nos escapa de las manos sin que seamos muy conscientes.

Pero la cultura sigue adelante con altibajos y ejemplos admirables. He leído en un periódico las peripecias de un español que vive en Londres, de profesión: compositor de música clásica.

Esto me ha hecho reflexionar en que no soy una rara avis  y que afortunadamente para mi conocimiento hay muchas personas que viven con apasionamiento sus desasosiegos culturales. Este español que se llama Francisco Coli, tiene 28 años y es músico desde los 10 años, cuando empezó a tocar el trombón. Ese valenciano ni conduce un coche ni tiene televisión porque su profesión es para él tan apasionante que componer absorbe todas sus energías de una manera cuasi dramática y reconoce que en España la cultura nos hace sufrir, si quieres vivir de ella. Decía que un amigo suyo pintor vivía en Paris y él en Londres porque en España para ser reconocido como alguien excepcional, hay que ser futbolista o tenista.

La cultura de masas relacionada con el deporte me gustó durante un tiempo, pero no tanto como leer. Y es que el deporte es un juego que apasionará, a quien lo practica, pero leer y escribir es un bien preciado que recibimos que nuestro en vuestro propio beneficio. En estos momentos escribir, me quita el sueño, el hambre, el cansancio… si un día no como, no duermo, porque  no me levanto del ordenador, no me pasa nada si lo que escribo tiene algo de interés literario. Todavía tenemos bienes preciados por descubrir en medio de este maremágnum con diversiones infinitas que envuelve al mundo, unificándonos a todos.

30 de noviembre de 2013

 

Hace un año que no pongo en esta pestaña ni una coma, si ahora lo hago es porque he conseguido cruzar el desierto en solitario. He llegado a “Tombuctú” un lugar mítico al que llegaban las caravanas y los nómadas del desierto para vender sus mercancías. Mi Tombuctú son las librerías. He conseguido que mis libros estén en algunas de ellas a pesar de las negativas de los editores que no están dispuestos a ayudar a nadie, porque el dinero es lo único que importa. Y eso que yo quería editar mis libros poniendo yo el dinero. Le agradezco a ediciones MEUBOOK su ayuda para que mis libros vieran la luz. En mi pestaña S.O.S., hablo de mi libro de mujeres, de mi novela erótica y de España. Nuestro país, la cultura y los libros están en una encrucijada que nadie por listo que se considere, sabe que puede pasar ni a lo que llegaremos. En cuanto a Bruno de vez en cuando me da una alegría tan grande que estoy segura que algún dia llegará per se a dónde se lo merezca.

En cuanto a leer quiero deciros que he escrito 101 HAIKUS ilustrados por mi querida amiga Thais Rudiño Maneiro. Un HAIKU es un diminuto punto de luz en el grandioso maremágnum que es la literatura, un patrimonio humano grandioso que cuenta desde el Siglo XVII con el poeta japonés Matsuo Basho que fue quien dignificó los HAIKUS antiguos considerados como una estrofa cómica. En los suyos nos ofrece una viva y fugaz irreflexión de lo que acontece en el universo a través de la sencillez.

Mis 101 HAIKUS son atemporales y abarcan cualquier época y todos los sentimientos, matices, ideas etc. Quiero invitaros a que leáis uno o los tres que he elegido para vosotros.

7 de julio de 2013

 

Deseo que el leer siga siendo una necesidad “vital” como el comer, dormir, follar… si así no fuera el mundo mágico, lúdico, sapiente, infalible, arcano… de la literatura se hundiría en las tinieblas y seríamos irremisiblemente seres anodinos. Ya tenemos demasiadas sombras que nos hacen infelices, luchemos por la fantasía, el ensueño, la ilusión… de la literatura. Me vais a permitir que compare a Dios con la literatura. Dios es lo mejor que podemos encontrar aunque Él nunca se manifiesta, Él es solo un reconforte del espíritu. A la literatura le pasa lo mismo siempre la tendremos a mano cuando la necesitemos.

La presentación de mis libros me ha tenido en solfa los tres últimos meses y cuando los vi en los escaparates de las librerías volví a coger el timón de mis inquietudes.

Mi libro de Mujeres: Nosotras, Ella y la Otras, no creo que me lo compre la Infanta Cristina enzarzada en unas irregularidades increíbles que los españoles aceptamos por serviles a una institución que jamás ha dicho. ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! que son los que los mantienen. En España existe una parafernalia aparatosa refugio de los privilegios de otros tiempos, que más tarde o más temprano desaparecerá. En cuanto a la Infanta Cristina si no estaba “al tanto” de que hacía su marido, es una de esas mujeres florero que “ignoran” la realidad, a las que yo critico en mi libro. Ya podemos despabilar las mujeres que no tenemos privilegios de infantas Esta señora trabaja para la Caixa Catalana que la mantiene como representante de un status de privilegio dándose más importancia la Caixa Catalana que los otros bancos pero, la Infanta les ha salido rana. Esas mujeres “importantes” que no se preocupan más que sus privilegios no son las que van a cambiar el mundo de injusticia de las mujeres.
Lo más positivo de este
affaire es que estas personas que abusan de sus inmunidades se “carguen” de una vez su propio status y el de su estirpe. Nadie merece vivir a costa de miles de trabajadores y abusando a su vez de su propio privilegio.

He leído con atención el periódico en el que el Gobierno por boca del Ministro nos
toma por tontos a los españoles y a los notarios por incompetentes. En un momento en el que el más humilde de los ciudadanos es extorsionado por la Hacienda Pública este “señor ministro” suelta un sapo por la boca que deseo que se lo tenga que tragar no tardando mucho. Quien puede creer que el carnet de privilegio de la Infanta lo confundan con el de un españolito de a pié. No lo cree ni un niño de teta. Tienen suerte de que no adjudicarme a mí alguna finca, porque vive dios que lo remitiría al Tribunal de Derechos Humanos de Europa para que saliera a la luz toda esa sinvergonzonería que permiten los distintos Gobiernos de España desde que estamos en “democracia”. Ya vemos que los gobernantes sean de la tendencia que sean están todos cortados por el mismo patrón y con las mismos mañas que ya sabemos todos cuales son. ¿Qué ha pasado con la directora de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana? No sé si estoy incurriendo en delito pero mis neuronas de escritora se han sublevado. Esta mujer aseguraba que puede ocurrir un error en un asentamiento, pero nunca ¡¡¡jamás de los jamases!!!, se cometerían trece errores con el mismo carnet.
Después para acabar de rematarla nos dice el portavoz de Gestha, la Organización de Técnicos Tributarios, Carlos Cruzado, que no se le facilitaron al juez los datos precisos para aclarar todos estos desmanes y no le permitieron la colaboración del funcionario que consideraba más idóneo para estas irregularidades. Le adjudicaron dos acólitos del Gobierno y puede que lameculos de la Casa Real.

No soy meiga pero haberlas haylas. ¡Que la directora de la agencia tributaria dimita de su cargo por “motu proprio” y siga trabajando en lo mismo, no se entiende. Que esta Sra. cargue con las culpas del anterior Gobierno del P.S.O.E., del actual Gobierno del P.P., de la casa real, del impresentable de su jefe el Sr. Montoro, de todos los Bárcenas, Urdangarín, Gurtel, Poquemon, Malaya… que pululan por España y que delinquen sin dimitir ni uno, tampoco se entiende. Que la Sra. Viana se haya sacrificado teniendo más conocimientos que los del Ministro es increíble. Nadie leerá mi maravilloso Ensayo de Mujeres y digo maravilloso porque en él se refleja todo el sometimiento de las mujeres a los hombres desde tiempo inmemorial, aunque sean unos memos. No sé lo que pasará pero ¡Viva la República! ¡Abajo los privilegios! Esto no es una democracia, sino un absolutismo despótico contra los trabajadores favoreciendo a los aforados,  privilegiados… como en tiempos pasados, hasta que ocurra lo impensable. Hemos olvidado el espíritu y solo pensamos en el bienestar del cuerpo pero el cuerpo sin alma y sin inquietudes está incompleto y así nos va.  El mundo está en un caos casi de guerra en el mundo islámico, en un caos económico, laboral, científico… ya que nadie sabe qué ocurrirá en un futuro inmediato con la contaminación, la meteorología… que marcará la vida de la Tierra.

27 de diciembre de 2012

 

He vuelto otra vez después de un tiempo de sequía porque he sobrevivido a la “muerte” que nos dan los editores a los que pretendemos cruzar el desierto en solitario, como es querer publicar un libro. Seguiré luchando por conseguir que Bruno tenga su 2ª Edición y vean la luz MUJERES: Nosotras, Ellas y las Otras y mi novela erótica: Quince días y dos noches. Sé que es excesivo pretender publicar tres libros juntos y también sé, que las cuentas de la vieja jamás me han salido bien, pero si no lo hago, me rendiré a la evidencia de que “las cuentas “¡jamás me saldrán! si no lo intento las veces que sean necesarias.

Mi página literaria en la web tiene que dar un giro de 180º hacia la política, la religión o lo que sea necesario en vista de los acontecimientos que ocurren en el mundo. Y es que la literatura aún siendo un bien supremo está en horas bajas ante los avances de la ciencia que son una barbaridad que nos tienen en estado larvario, sin saber con seguridad a dónde nos llevarán. Los acontecimientos en gran parte del mundo son deplorables, trágicos… sin embargo para vender los libros de Bruno que me devolvieron de Ourense y Lugo en las ferias para acceder a una segunda edición, ha sido una aventura apasionante y al mismo tiempo un aviso dramático del futuro de los libros. Cientos de personas me han dicho que no leen, que jamás leyeron un libro porque no les gusta, que no tienen tiempo y algunos iban acompañados de sus hijos. Lo que quiere decir que el ejemplo que reciben de sus padres es deplorable ante un bien supremo como es la lectura. Esa negligencia o abandono o como queramos llamarlo los alejará de por vida de lo que ha sido un libro para las anteriores generaciones, ya que este era el único soporte que nos ha aportado el mayor conocimiento, placer, inquietud… Lo que a su vez quiere decir que los futuros hombres tendrán muchos avances científicos a mano antes de ser adultos, pero estarán alejados para siempre del deleite y del conocimiento que nos han aportado los libros. Y lo repeor, no tendrán noción del pensamiento de millones de hombres que los han dejado en custodia, escritos en los libros.

Antes de escribir sobre la política quiero felicitar al escritor Javier Marías ganador del Premio Nacional Narrativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con su novela Los enamoramientos por su valentía al rechazar ese galardón institucional concedido a su persona probablemente al piti pito colorito… Según el criterio del propio galardonado, antes que él lo merecía su padre y otros muchos escritores de prestigio que nunca han recibido un precio. Todos sabemos de las cualidades innatas en los estamentos políticos, culturales… de nuestro país. Precisamente la justicia y la imparcialidad no son ninguna de ellas.

Y ahora le toca el turno a la política. El periódico EL PAÍS ha publicado el pasado 11 de noviembre de 2012, una noticia que me ha dejado con los pelos caídos a pesar de la laca. No sé si todo el mundo sabe el “trabajo ingente” de nuestros gobernantes: de la izquierda, de la derecha, del centro, de la iglesia, de los sindicatos, del poder ejecutivo, del poder legislativo, del poder judicial, de la monarquía… ¡Uf! Pues bien a pesar de tantos privilegiados sabidos trabajando por nuestro bien, ha tenido que ser un inmigrante marroquí llamado Mohammed Aziz, que al ser desalojado de su casa de Martorell en el año 2011, se llevó su caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea al ser desestimado por la justicia española. Pues bien, si el Tribunal de la UE dictamina y confirma que la norma de principios del siglo XX, no garantiza la protección de los consumidores… le puede dar una patada en todos los morros a la Ley que regula los desahucios y hasta puede defenestrar a la Ley Hipotecaria española. La realidad es penosa como todo lo que nos concierne a los españoles. ¿Por qué ahora todos los magistrados, gobernantes: de la izquierda, de la derecha, del centro, de la iglesia, de los sindicatos…, están “preocupados” por este drama social debido a la crisis económica? Me pregunto: ¿Todos estos importantes no se habían percatado que las leyes con más de 100 años en nuestro país son obsoletas en los tiempos que corren? Me alegro de que sea un inmigrante marroquí el que nos abra los ojos de que somos los últimos de Europa en muchísimas cuestiones, entre la que está la de no leer al menos un libro al año y así nos va, como el Rosario de la Aurora.He prometido varias veces que cada 15 días sabríais de mí y no lo hecho. No sé que me da, volver a prometerlo. A ver si encuentro el camino que ando buscando y puedo cumplir con mi promesa.

 

16 de octubre de 2012

He vuelto. Tenéis que perdonarme y es que con la llegada a mi casa de “mi perra” Chisca, una sabueso que ahora tiene 5 meses, mi vida ha vuelto a dar otro salto mortal en el aire, ya no tengo edad para bregar con una cachorra que tiene más fuerza que yo. Después de meditarlo ¡¡¡muchísimo!!! Chisca se quedará conmigo para siempre y es que, todo lo que llega a mi casa per se, para bien o para mal se queda en ella. Mi perra le ha dado a mi vida otra dimensión en la que tengo que sacrificarme y dormir un poco menos, volver al principio de mi adaptación con otro perro que nada tiene que ver con Bruno, reorganizar de nuevo mis pasiones porque no dejaré de escribir, ni de lado todo lo que constituye el devenir de lo que está escrito en el libro de mi vida. Para empezar, he tenido que renunciar a la autoedición de mi ensayo: MUJERES: Nosotras, Ellas y las Otras, y de mi novela erótica Quince días y dos noches, para la próxima primavera. La  elaboración de este libro ha sido un trabajo apasionante que me ha tenido sin dormir durante el año 2004. Espero que las mujeres me perdonen el que yo critique algunas actuaciones de las que somos protagonistas. Las mujeres, por sistema, alaban a las mujeres sin meditar que nos sometemos a intereses creados que pululan a nuestro alrededor y que no nos han ayudado a conseguir lo que estamos buscando, la igualdad de derechos, obligaciones y conocimientos, que no tenemos y que no cumplimos ni hombres ni mujeres. Mi libro cada día que pasa es más actual, no tenemos nada más que fijarnos en cómo va el mundo con el conocimiento netamente masculino y el avasallamiento de la humanidad a unas cuantas naciones oligárquicas. Por si lo hemos olvidado, en el mundo existen siete u ocho naciones de las que dependemos y con su actuación arbitraria e interesada, mantienen las guerras, las crisis, imponiéndonos su lengua,  cultura… Y lo peor de todo, sigue adelante la endogamia en la política, en los privilegios, en la literatura… siempre están los mismos y las mujeres, sin querer saber lo que más nos conviene. En fin tendré problemas mayores con mi libro de MUJERES que los que he tenido con Bruno.

Tengo que deciros que al mismo tiempo volverá a las librerías Bruno en su Segunda Edición, con dos cartas que he recibido de lectores que le han dado a mi libro una categoría que jamás pensé yo que tendría. Tal fue mi sorpresa, que incluso me atreví a ofrecerle mi obra al Conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia,  por si tenía la posibilidad de ser recomendable para los estudiantes adolescentes. Se ve que no era interesante mi ofrecimiento porque no me ha contestado. Sigo pensando en que Bruno sabe mejor que nadie lo que los seres que nos creemos superiores estamos haciendo de negativo con la naturaleza, que no tardando mucho tiempo nos pasará factura. A Bruno todavía le quedan puertas a las que llamar como son los medios modernos de comunicación a nivel del mundo si es que el mundo le quiere dar esa oportunidad.



17 de julio de 2012

Hablando de leer, quiero deciros que el segundo libro que editaré este año es una novela erótica. De ese tema transcendental también hace falta escribir si tantas personas tienen problemas sexuales de los que no hablamos. La he titulado: Quince días y dos noches. Estos dos libros que tengo pensado editar si las fuerzas de la naturaleza, Dios o quien rige mi destino, me lo permiten, “me parece a mí” que fundamentalmente son para las mujeres aunque me gustaría muchísimo que lo leyeran los hombres. En realidad la mayoría de cosas están pensadas para los diferentes sexos y tenemos claros ejemplos de que es así. Unos de ellos son: las revistas femeninas y masculinas. Es evidente que intentamos igualarnos en cuanto a derechos los dos sexos pero seguimos separándonos y haciendo distingos en muchos asuntos. Es verdad que somos diferentes en el físico, psíquico, emocional… pero iguales en cuanto a lo racional, la inteligencia… Claro que, razonando así debería escribir para los dos sexos pero me temo, que me es difícil conseguir meterme en la piel de un hombre. Sobre todo si analizo su actuación a lo largo de la historia hasta nuestros días, en relación de su comportamiento para con las mujeres. En mi novela Quince días y dos noches los protagonistas son un hombre y dos mujeres.

Os tendré al tanto de lo que ocurra con los dos libros.



27 de mayo de 2012

          No sé por qué me quejo si en Coruña se han vendido 6 libros de Bruno, pero es que en Ourense no se ha vendido ninguno. A Bruno le cuesta seguir adelante. Pero, está más que decidido, aunque tenga que flagelarme, ayunar o pedir ayuda de rodillas, mi perro Bruno tendrá su segunda edición porque en justicia se lo merece. Ya sé que no soy coherente pero las quejas que hace Bruno de nuestro comportamiento para con los animales son tan reales, graves e injustas como la más cruenta de las guerras.

         He recibido dos mensajes en mi correo electrónico: uno de Marilis de Madrid y otro de Xóan Luís de Santiago, escritor en periodo de espera para que sus textos salgan a la luz. Sus cartas, me han reconfortado mucho más que si me hubieran dado el Premio Planeta. Perdonadme el improperio que os voy a escribir porque yo soy como el agua: pura o turbia, pero nunca ¡jamás! una lameculos. Vuestro mensaje me ha emocionado hasta tal punto, que me veo en la obligación de advertiros. Si os ha gustado Bruno gracias de corazón, pero estáis perdidos. Lo “peor” que puede suceder que también os guste mi ensayo sobre las mujeres: Mujeres: Nosotras, Ellas y las Otras. Y hasta puede ocurrir que también os deleite mi novela erótica: Quince días y dos noches. La crisis de dinero que tenemos en España ha afectado a muchos sectores de la sociedad, entre ellos a los libreros. Mejor será que cuando publique estas dos obras, las ojeéis con mucha atención, cuando estén en las librerías.

           Gracias por estar ahí y recordad que puntúo y estructuro mal. Espero que a pesar de mis fallos os guste mi nuevo relato.

           Y es que, a no ser que me lo impida Dios, en noviembre sacaré a la luz estos dos textos que me han tenido en jaque sin dormir y comiendo bocadillos, en los años 2004-2005 el de Mujeres. En cuanto a la novela erótica, no sé en que año empecé a guardar notas pero la acabé a finales de 2005.

 

26 de marzo de 2012

Una amiga mía ha comprado tres libros de Bruno para llevárselos a León. Los quiere regalar a tres amigas. He llorado de emoción. No hay nada más reconfortante que llorar de alegría y rezar dando gracias a Dios por sentir emoción. Bruno sigue adelante en medio de la inmensidad que supone el mundo literario. Espero que a quién lo lea, no le sea indiferente.

 

18 de marzo de 2012

Tenéis que ver que en mis escritos puntúo mal, estructuro mal, que mi mayor cualidad como escritora es que soy una desasosegada total. Bueno, tengo la esperanza de que todo es factible de cambio y puedo mejorar.

Mi libro Bruno va caminando despacito como las tortugas, pero ya sabéis que PIANO, PIANO SE ARRIBA LONTANO. En algunas librerías no han vendido ni un ejemplar, solo Dios sabe que milagro, que sacrificio, que aventura tendrá que ocurrir para que Bruno llegue a una segunda edición. En justicia tendrá que llegar a una segunda edición para que yo pueda corregir sus faltas: letras de más, comas de menos, omisión de una letra o repeticiones… Pido perdón por los errores que existen en Bruno.

Como todo en la vida no es malo, a veces brilla el sol en el Cielo, os diré que Bruno ha salido de Galicia de la mano de los amigos y familiares de mis hijos y míos. 1 ejemplar ha llegado a Londres; 2 a Zürich; 1 a Chile; 1 a Paraguay; 10 a Madrid; 1 a Córdoba; 1 a León; 1 a la Zenia Orihuela Costa Alicante. Esta vez tengo que ser optimista esperando lo mejor para esa locura que ha sido escribir, editar, viajar y distribuir mi libro. A pesar de sus faltas y de mi intención al escribirlo, que no fue otra más que quejarnos el perro y yo de lo que pasa en el mundo, me sorprende que me digan que se han reído muchísimo con mi libro. Nunca me salen las cuentas de la vieja.

 

29 de enero de 2012

Leer, escribir, viajar, discutir, amar…es una catarsis para el espíritu. Mi última catarsis ha sido meter a mi libro Bruno en una maleta y llevarlo de viaje por toda Galicia.

Quiero confesaros que nunca quise aprender a conducir un coche, así que el razonamiento de Bruno ha viajado conmigo en coche, en tren, en el AVE y en el autobús. El último viaje ha sido a una de las capitales de Galicia: Lugo, con su grandiosa muralla romana declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Ya vemos que a veces las cosas más importantes tardan en llegar, y Bruno no deja de ser uno de los millones de libros que se escriben en el mundo que si yo no me empeñara en sacarlo a la luz estaría dormitando en la librería de mi casa In per sæcula sæculorum. Así que me dije: Fita, ya peregrinaste desde Roncesvalles a Santiago de Compostela y para ti fue una de las aventuras más reconfortantes, ahora tienes que volver a hacerlo, esta vez con tu libro Bruno.
Llévalo a donde se alberga todo tipo de conocimiento: las librerías.

Quiero darle las gracias a todas las librerías de Galicia que han acogido aBruno como si fuera una obra de los grandes escritores. A los periódicos Diario de Ferrol y Santiago Siete de Santiago de Compostela por abrir sus páginas a mi libro. A la locutora Eva Millán de RADIO VOZ y a Luis Iglesias de la CADENA SER por cederme sus micrófonos para que Bruno pueda empezar su andadura con los mejores pasos. Y a los locutores, Paco Rivera padre y Paco Rivera hijo de la emisora PUNTO RADIO LUGO que me han permitido compartir micrófono para presentar mi libro, en compañía de las concejalas Ana González del PSOE y Raquel Castiñeira del PP. Espero que a los lectores no les defrauden sus razonamientos. Con todas estas ayudas mi libro está en los escaparates de las librerías. No podéis imaginaros lo que significó para mí la primera vez que pude leer Bruno de Fita Mandado a través de los cristales de una librería. Una verdadera catarsis.

Tengo que estructurar mi tiempo para que esta página no sea un muermo porque no puedo dejar de escribir, de leer, reescribir y releer todo lo que he escrito. Claro que si os gusta Bruno, estáis apañados. El ha salido a la luz el 18 de noviembre de 2011, esperaré el tiempo que dura un embarazo para parir el segundo libro y el tercero…Dios dirá.

Gracias por estar ahí.

Hablando de leer, quiero deciros que el segundo libro que editaré este año es una novela erótica. De ese tema transcendental también hace falta escribir si tantas personas tienen problemas sexuales de los que no hablamos. La he titulado: Quince días y dos noches. Estos dos libros que tengo pensado editar si las fuerzas de la naturaleza, Dios o quien rige mi destino, me lo permiten, “me parece a mí” que fundamentalmente son para las mujeres aunque me gustaría muchísimo que lo leyeran los hombres. En realidad la mayoría de cosas están pensadas para los diferentes sexos y tenemos claros ejemplos de que es así. Unos de ellos son: las revistas femeninas y masculinas. Es evidente que intentamos igualarnos en cuanto a derechos los dos sexos pero seguimos separándonos y haciendo distingos en muchos asuntos. Es verdad que somos diferentes en el físico, psíquico, emocional… pero iguales en cuanto a lo racional, la inteligencia… Claro que, razonando así debería escribir para los dos sexos pero me temo, que me es difícil conseguir meterme en la piel de un hombre. Sobre todo si analizo su actuación a lo largo de la historia hasta nuestros días, en relación de su comportamiento para con las mujeres. En mi novela Quince días y dos noches los protagonistas son un hombre y dos mujeres.

Hablando de leer, quiero deciros que el segundo libro que editaré este año es una novela erótica. De ese tema transcendental también hace falta escribir si tantas personas tienen problemas sexuales de los que no hablamos. La he titulado: Quince días y dos noches. Estos dos libros que tengo pensado editar si las fuerzas de la naturaleza, Dios o quien rige mi destino, me lo permiten, “me parece a mí” que fundamentalmente son para las mujeres aunque me gustaría muchísimo que lo leyeran los hombres. En realidad la mayoría de cosas están pensadas para los diferentes sexos y tenemos claros ejemplos de que es así. Unos de ellos son: las revistas femeninas y masculinas. Es evidente que intentamos igualarnos en cuanto a derechos los dos sexos pero seguimos separándonos y haciendo distingos en muchos asuntos. Es verdad que somos diferentes en el físico, psíquico, emocional… pero iguales en cuanto a lo racional, la inteligencia… Claro que, razonando así debería escribir para los dos sexos pero me temo, que me es difícil conseguir meterme en la piel de un hombre. Sobre todo si analizo su actuación a lo largo de la historia hasta nuestros días, en relación de su comportamiento para con las mujeres. En mi novela Quince días y dos noches los protagonistas son un hombre y dos mujeres.

Hablando de leer, quiero deciros que el segundo libro que editaré este año es una novela erótica. De ese tema transcendental también hace falta escribir si tantas personas tienen problemas sexuales de los que no hablamos. La he titulado: Quince días y dos noches. Estos dos libros que tengo pensado editar si las fuerzas de la naturaleza, Dios o quien rige mi destino, me lo permiten, “me parece a mí” que fundamentalmente son para las mujeres aunque me gustaría muchísimo que lo leyeran los hombres. En realidad la mayoría de cosas están pensadas para los diferentes sexos y tenemos claros ejemplos de que es así. Unos de ellos son: las revistas femeninas y masculinas. Es evidente que intentamos igualarnos en cuanto a derechos los dos sexos pero seguimos separándonos y haciendo distingos en muchos asuntos. Es verdad que somos diferentes en el físico, psíquico, emocional… pero iguales en cuanto a lo racional, la inteligencia… Claro que, razonando así debería escribir para los dos sexos pero me temo, que me es difícil conseguir meterme en la piel de un hombre. Sobre todo si analizo su actuación a lo largo de la historia hasta nuestros días, en relación de su comportamiento para con las mujeres. En mi novela Quince días y dos noches los protagonistas son un hombre y dos mujeres.

He vuelto. Tenéis que perdonarme y es que con la llegada a mi casa de “mi perra” Chisca, una sabueso que ahora tiene 5 meses, mi vida ha vuelto a dar otro salto mortal en el aire, ya no tengo edad para bregar con una cachorra que tiene más fuerza que yo. Después de meditarlo ¡¡¡muchísimo!!! Chisca se quedará conmigo para siempre y es que, todo lo que llega a mi casa per se, para bien o para mal se queda en ella. Mi perra le ha dado a mi vida otra dimensión en la que tengo que sacrificarme y dormir un poco menos, volver al principio de mi adaptación con otro perro que nada tiene que ver con Bruno, reorganizar de nuevo mis pasiones porque no dejaré de escribir, ni de lado todo lo que constituye el devenir de lo que está escrito en el libro de mi vida. Para empezar, he tenido que renunciar a la autoedición de mi ensayo: MUJERES: Nosotras, Ellas y las Otras, y de mi novela erótica Quince días y dos noches, para la próxima primavera. La  elaboración de este libro ha sido un trabajo apasionante que me ha tenido sin dormir durante el año 2004. Espero que las mujeres me perdonen el que yo critique algunas actuaciones de las que somos protagonistas. Las mujeres, por sistema, alaban a las mujeres sin meditar que nos sometemos a intereses creados que pululan a nuestro alrededor y que no nos han ayudado a conseguir lo que estamos buscando, la igualdad de derechos, obligaciones y conocimientos, que no tenemos y que no cumplimos ni hombres ni mujeres. Mi libro cada día que pasa es más actual, no tenemos nada más que fijarnos en cómo va el mundo con el conocimiento netamente masculino y el avasallamiento de la humanidad a unas cuantas naciones oligárquicas. Por si lo hemos olvidado, en el mundo existen siete u ocho naciones de las que dependemos y con su actuación arbitraria e interesada, mantienen las guerras, las crisis, imponiéndonos su lengua,  cultura… Y lo peor de todo, sigue adelante la endogamia en la política, en los privilegios, en la literatura… siempre están los mismos y las mujeres, sin querer saber lo que más nos conviene. En fin tendré problemas mayores con mi libro de MUJERES que los que he tenido con Bruno.